Mejores prácticas al diseñar cursos en línea

La principal diferencia en enseñar en un salón de clases a un salón virtual o en línea, de acuerdo a los catedráticos de la Universidad de California en Irvine, es el tiempo de preparación de los métodos educativos.

En el salón de clases tradicional, la habilidad de improvisar por parte del instructor  es una actividad natural derivada de la interacción  presencial continúa entre alumno y profesor.
Mientras tanto el salón de clases virtual no existe la habilidad de improvisar. En el salón de clases virtual o en el aprendizaje mixto (blended learning) los procedimientos deben estar explícitos en la plataforma educativa que funge como el espacio vital del curso de línea o del aprendizaje mixto. Es a través de la plataforma educativa que se llevará a cabo el intercambio de experiencias educativas con la gran diferencia que toda la comunicación es por escrito, el lenguaje verbal y no verbal no son la manera principal en cómo el maestro proporcionará la instrucción a su alumnado.

En otras palabras, la dinámica entre el maestro y estudiante tiene que ser pre-dirigida, establecida claramente en los procedimientos detallados en los contenidos en línea. La comunicación escrita favorece un pensamiento más profundo al momento de proporcionar respuestas y en el afianzamiento del aprendizaje.

Sin embargo, no se debe pensar ni creer que es una relación monótona, es responsabilidad del creador del curso de crear espacios interactivos virtuales que propicien una comunidad en línea y que este sea un espacio seguro de comunicación entre el tutor y sus alumnos así como entre ellos.

Tomando en cuenta estas particularidades de los cursos en línea, a continuación compartimos algunas de las mejores prácticas al diseñar este tipo de cursos:
1. Proporcionar información de contacto y horas de oficina virtual, es decir si el alumno tradicional espera ser recibido en la oficina del profesor en tal horario, el alumno virtual espera que se le conteste un correo electrónico a la brevedad por lo que a veces no se está en línea y recordando que toda la comunicación es virtual, hacerle saber el horario de contacto al estudiante o confirmar el tiempo de respuesta
2. Describir el uso de las secciones de la plataforma, sea con un vídeo introductorio o mediante una guía detallada
3. Ser minuciosamente detallado al definir las actividades que integran los módulos de aprendizaje
4. Fomentar el sentido de comunidad en línea a través de los foros de discusión
5. Proveer información externa y ajena al material curricular con la finalidad de apoyar el aprendizaje del alumno en riesgo, aquel que necesita soporte externo, y el alumno excelso que necesita información más allá del conocimiento promedio

En un curso con modalidad en línea o mixto, debido a estas características, el aprendizaje es individualizado, los estudiantes son más responsables de su conocimiento.
Como hemos enfatizado anteriormente el rol del profesor en un curso en línea es más de un tutor facilitador que un catedrático. Para más información ver a la entrada https://bit.ly/TutorEnLínea

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s